martes, 2 de octubre de 2007

Un mundo de emociones

Estaba anclada en la letra de una canción de Víctor Manuel “A donde irán los besos que guardamos, que no damos, donde se va ese abrazo si no llegas nunca a darlo…” y pensaba en las veces que evitamos, casi o totalmente conscientes de ello, mostrar nuestro afecto hacia alguien, decirle lo que sentimos… Es como si nos diese miedo o tal vez vergüenza hacerlo. Está claro que no nos han enseñado a “manejar” nuestras emociones y de ahí que en ocasiones nos convirtamos en una olla a presión.

Bueno… pensando en ello me acordaba de una piruleta en forma de beso que me dio un animador en medio de Pº de Gracia hace muy poquito… el chico me dio la piruleta y exigió un beso a cambio… yo se lo di. Ahora me imaginaba esa escena en un contexto menos festivo que el que acontecía ese día… Se me acerca un chico me pone una piruleta delante y me dice “te la doy si me das un beso”… y sin beso que se queda!!!!

En fin, sólo una reflexión sobre lo que a veces cuesta expresar lo que sentimos… Yo siempre me hago la misma pregunta: ¿Qué es lo peor que puede pasar? Al fin y al cabo estamos hechos de la misma pasta, los miedos, la vergüenza, la timidez, el amor propio, el orgullo… todo está descubierto… Seamos más creativos y cambiemos este mundo quejoso de afecto.

7 comentarios:

Victor dijo...

Hace un tiempo leí que se había hecho un estudio (uno de tantos que se hacen!) dónde afirmaban que cada día debemos dar y recibir una media de diez abrazos para sentirnos felices.Me resultó curioso, porque la realidad es que no solemos tener esa inercia de dar besos, abrazos, achuchones o diversos afectos de forma usual a los que están a nuestro alrededor (familia, amigos..)Lástima.Parece que hemos de esperar a alguna celebración especial para hacerlo.

Personalmente, considero que somos lo que somos precisamente por la capacidad de mostrar afecto a los nuestros y a los que no son tan "nuestros" (acaso hay algo más humano que esto?).No todo el mundo lo demuestra igual, evidentemente.Por eso es bueno identificar las diversas maneras que tiene la gente de acercarse a uno.No siempre es un abrazo, ni un comentario agradable.La timidez,la vergüenza pública, etc..impiden ese instinto tan natural.Saber leer entre líneas es vital en ese sentido.Pero la verdad es que falta afecto y falta cariño hoy en día.
Yo estoy en fase de mejorar ese aspecto también.De intentar transmitir lo que siento en todo momento (miedo de qué o a qué?),de corresponder a los miles de pequeños detalles que siempre tienen hacia uno y que no siempre sabemos ver, de dar un abrazo de los de verdad (que son los que salen de adentro), de dar besos (por qué no?) sin venir a cuento.No es fácil..lo reconozco, pero llega un momento en que has de valorar si te importa más la persona o el "qué dirán"...
No es necesario deciros con qué me quedo.

Towanda dijo...

Pues sí, Víctor, estoy contigo... Aunque mi coraza me ha impedido muy a menudo mostrar ese afecto a través de un abrazo soy muy consciente de lo que me aporta y de lo que puede transmitir a la otra persona.

Hoy, sin ir más lejos, un compañero de trabajo ;)me ha ayudado a cambiarme de sitio llevando mis cosas, me ha abrazado y me ha dado una "palmadita" en la espalda que me han reconfortado mucho y, ¿sabes? eso me hace pensar que yo debo poder quitarme esa coraza y hacer lo mismo porque, como bien dices, lo importante es la persona y no el qué dirán!!!! Suerte de tus abrazos últimamente!!!! :)

Anónimo dijo...

En una sociedad en la que ver a tus padres hacer arrumacos en el salon es algo "Malo", tiene mucho que cambiar. Aun se me despierta algo de esperanza al ver parejas de ancianos agarrados de la mano por la calle.

;)

Anónimo dijo...

A mi me encantaría ver a mis padres así... no veo lo malo del asunto. En fin, parece que en eso de mostrar los sentimientos todavía quedan muchas cosas por ser dichas.

¿Próxima parada? dijo...

Ay la meva nina! Qué guay és descubrir-te dia a dia!

I per cert... la Lara espera 5 cadellets preciosos...

Si és que "es lo que tiene el afecto"... (de Dico envers a ella en aquest cas)...

I com fan a la ràdio els oients quan tenen el seu moment de glòria en trucar: "aprofito per saludar a tota la gent que m´estimo tant i també fa tant de temps que no veig"...

De una "ex" pija de Infojobs...

La Diana I.

heura dijo...

bueno a mi si un garçon bien plantao me pide un beso oye que sin piruleta también!jeje pasa que los beaux garçons no hacen esas cosas...es broma. sí, a mi me pasa a veces que los abrazos me quedan "grandes" porque no estoy acostumbrada y menos a darlos...pero es un ejercicio bien sano!

bisou!

Towanda dijo...

Heura... guapa... todo es proponérselo. Yo llevo años intentanto recuperar mi yo cariñoso, el de cuando era pequeña y no me planteaba que quería decir "juzgar". Ahora empiezo a ser capaz de dar esos abrazos y hace pocos días me dieron uno que conviertió un compañero en AMIGO sin decir absolutamente nada!!! (la fuerza de un abrazo y de un buen silencio a veces dejan más huella que unas palabras)

C'est la vie!!! :)